Si hay un modo de gozar Morelos, es visitando sus muchos balnearios. Manantiales, ríos y pozas termales integran el paisaje silvestre local, mismo que ha derivado en la integración de una oferta turística muy destacada. En Morelos hay una gran cantidad de balnearios, muchos de ellos de tipo ejidal, y parques de diversión acuática. Allí puede hallarse por ejemplo, el balneario Agua Hedionda, con un delicioso manantial de aguas sulfurosas; el balneario Issstehuixtla, con tibias aguas propicias para la práctica del buceo scuba y también, rústicos balnearios en la parte sur del estado, como es el caso de Las Huertas y Los Manantiales. Por los rumbos de Tequesquitengo, lo más aconsejable es el gran parque Aquasplash y no menos divertido, un clásico del turismo morelense: el Parque Acuático Ex Hacienda de Temixco.